29 enero, 2009

Educación aprueba con nota


La controvertida asignatura, para algunos, Educación para la Ciudadanía es perfecta. Y el fallo del Tribunal Supremo por una amplia mayoría (22 votos a favor, 7 en contra) así lo ha demostrado.

Periódicos como El Mundo o como ABC explican la decisión como si la Justicia hubiera salvado dicha asignatura. Nada más lejos de la realidad. El Supremo no ha aprobado nada y simplemente se ha limitado a pronunciarse en contra de los que pedían su anulación, no a favor de los que pedían su imposición. El matiz es importante porque Educación para la Ciudadanía se ha salvado así misma ya que, tantos sus contenidos como las formas de elección, son absolutamente lícitas desde el momento que fue aprobada por el Ministerio de Educación y Cultura.

La Educación para la Ciudadanía tiene como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.

Esta declaración de intenciones no vulnera ningún tipo de derecho. Todo lo contrario: los refuerza. Pero la Iglesia Católica y sus fieles no entienden ésta lógica porque durante demasiado tiempo lo único que han asumido han sido sus propios dogmas y sus propias creencias. Todo lo que se opusiera a su propia fe debía ser borrardo del mapa divino. Durante siglos ha servido.

El chollo de la fe se está acabando para la Iglesia. La sociedad y los ciudadanos tienen hoy por hoy algo que no tenían en los tiempos en los que la Iglesia manejaba el cotarro: formación. La sociedad es cada vez más consciente de que la fe y la creencia en un Dios puede existir pero que el poder y la influencia que sigue intentando ejercer la Iglesia en el mundo está cada vez más obsoleto. Huele a rancio. Y ése olor se percibe y se siente. Algunos lo sufren. Dios no ha perdido crédito; es la Iglesia la propia oveja descarriada.

Tengo la extraña sensación de que si Jesús volviera (si es que estuvo) a la Tierra lo primero que haría sería sentarse delante del ordenador y contactar, vía email, con su Padre Todopoderoso: "Papá: las cosas por aquí se han puesto serias porque los curas, los Obispos y toda la curia eclesiástica han forzado demasiado. Se han cargado todo con sus interpretaciones. El poder les ha pervertido y nos están dejando con el culo al aire"

En España lo único que prevalece son los valores constitucionales, que Educación para la Ciudadanía no sólo respeta sino que además los divulga. Y si la ley señala la total legalidad de matrimonios entre personas homosexuales, por poner el ejemplo que más duele a la Iglesia, los padres que lo tachen de desvarío 'rojomasónico' tendrán que diluir sus dogmas porque, en España, no manda la fe sino que se impone la ley. Y que, si Dios quiere, sea por mucho tiempo.

¿Es posible que la Iglesia se oponga a los valores que en el anterior párrafo engloba Educación para la Ciudadanía? ¿La solidaridad, la dignidad o la libertad daña a alguien? Tal vez sí: a ellos.
Probablemente...

24 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿No será que el problema radica en que a los chavales se les insta a tener valores personales propios,a pensar por sí mismos y no tragarse sin cuestionarlo el ideario socioreligioso que, durante muchos años, fue obligatorio acatar en España? ¿No será que los curas rancios (algunos enseñantes de colegios religiosos no están en contra de la asignatura) temen perder no sólo prebendas económicas sino también, y lo que es peor, capacidad de influencia en las mentes de los futuros ciudadanos?
Porque a los eclesiásticos les gusta mucho el dinero, pero más les gusta el poder, la esclavitud mental de sus feligreses, la posibilidad de manejarlos y reconducirlos?
Lo sé porque lo he vivido en directo durante algunos años.

Carlos Felipe dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Cecilia. Y según he podido leer entre tus líneas, tú coincides a la perfección con la ilustración del texto.

La gravedad de los hechos es, todavía, más grave (sirva la redundancia). La Iglesia tiene el gran vicio del poder derivado de otros tiempos en los que los ciudadanos, a falta de cualquier otra cosa, se agarraban a la fe como respuesta a las preguntas y como certeza ante la incertidumbre. Pero, ¿y el Partido Popular? Un grupo de políticos se opone a los principios que se exponen en Educación para la Ciudadanía en función de qué. ¿No les gusta la solidaridad? ¿No les gusta los valores constitucionales?

Sin en la fe alguien trata de imponer, no me gusta pero lo entiendo; pero si hablamos de partidos políticos en una democracia... ahí no hay más que lo que el Estado de derecho reconoce. Sin fundamentalismos ni creencias: sólo raciocinio.
Un saludo Cecilia a través de tu balcón...

Fernando Manero dijo...

Que diga El Mundo lo que quiera, que el ABC se mese los cabellos, que Rouco y su tropa bramen contra la perversión de la justicia.... que digan lo que quieran, pero la sentencia está ahí, mayoritariamente diáfana, y la batalla que emprendieron contra la racionalidad, la ilustración, la modernidad y la convivencia democrática la han perdido. Es uno de los hechos más trascendentales en la historia de la democracia española y debemos congratularnos porque las tinieblas en las que nos querían mantener se han disipado rápidamente. Un abrazo

Rosa dijo...

Lo siento pero discrepo. Los periódicos olvidan,el dato más importante, quizá el único, que ayer se filtró sobre la materia: los magistrados no dan la razón a los padres pero tampoco se la quitan. No quieren objeciones pero tampoco están de acuerdo con los contenidos de los decretos, hasta el punto de que recomiendan que se cambien. El Mundo aporta un diálogo que no puede ser sino interesante: Navarro Valls contra Marina, uno en contra de EpC y el otro a favor.
Yo estoy en contra y soy una de las madres que ha objetado...
A MIS HIJOS, LOS EDUCO YO.

Carlos Felipe dijo...

Rosa: discrepar es un placer, no una disculpa. Y espero que la gente entre y exprese su opinión porque, la postura del Supremo es importante pero más trascendente me parece la vuestra, la de los ciudadanos.

La justicia en general y el Supremo en particular, tienen la principal obligación de determinar qué está dentro de la ley y qué está fuera de la misma, y en este caso ha sido claro: no se puede objetar contra Educación para la Ciudadanía; y eso no tiene interpretación posible porque es totalmente legal.

Estoy de acuerdo contigo en que "a mis hijos, los educo yo"; pero entre todos tenemos que aceptar las reglas sociales que nos rodean y que nos hacen sentirnos un grupo. Siempre y cuando ésas reglas sociales respeten la legalidad.

En Educación para la Ciudadanía no se obliga a nada. En Educación para la Ciudadanía no se obliga a ser homosexual ni tampoco a ser heterosexual; simplemente habla y explica un tema que está en la calle, que está en el Metro... y sobre todo, que está en la ley.

No obstante un abrazo muy grande

Rosa dijo...

Has visto el vídeo de la ministra Cabrera?.. ejem.
En la ley también está esto Carlos Felipe:

-Artículo 16.1 de la Constitución Española: “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”.
-Artículo 27.3 de la Constitución Española: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Así como, varios derechos de incumbencia internacional, deja bien claro que la libertad de que los padres puedan educar a sus hijos, según sun creencias, debe quedar protegida por el Gobierno de turno.

¿Todavía lo tiene que 'pensar' mucho el Supremo?.... es de traca... aunque para mí, el Gobierno de Z, está ejerciendo una descomunal presión ante una decisión o veredícto que no debería albergar duda alguna.

Que pena de país, que tengamos una justicia muerta de miedo.

Otro abrazo para ti.

Carlos Felipe dijo...

¿Insinúas que el Gobierno no permite ejercer la libertad religiosa? ¿Insinúas que ZP no permite que aquéllos padres cristianos que quieren formar a su hijo en su misma religión no pueden? Éso no es lo que está pasando en las escuelas... Lo que sí está pasando (y esto no es una opinión sino una realidad) es que ahora, POR FIN, no sólo existe la religión cristiana en la Educación actual. ¿Sabes por qué?

Sencillamente porque somos un país laico y aconfesional en el cual debe permitirse no sólo la libre elección religiosa sino también la libre y legítima opción de no ser educados en ninguna religión.

Podrás decir muchas cosas de Zapatero y de su Gobierno, pero precisamente nunca se le podrá recriminar que está plantando cara a la Iglesia Católica y que está arrinconando la religión cristiana porque, sencillamente, no se atreve.

Rosa, te pido que me cites un sólo caso donde tú como madre, o cualquier otra persona, no pueda educar a su hijo según los principios cristianos. Si me citas un sólo caso te aseguro que te daré la razón... ¿En Educación para la Ciudadanía se dice que el cristianismo es una opción negativa? - La respuesta es no; tal vez cita el resto de religiones y el resto de opciones, pero no juzga ni una ni otras.

Ahora bien, te haré una pregunta (si me lo permites): en el caso de que tú fueras budista y quisieras que tu hijo recibiera una formación académica basada en ésos valores, ¿podrías hacerlo? En este caso la respuesta es, nuevamente, no. Éso sí que podría atentar contra los artículos que tú me has citado. Pero la religión católica, perdóname, no; en este país se sigue pidiendo más laicidad porque, no me lo discutirás, en temas de fe y de dogma cada uno debe hacer lo que quiera o lo que siente; ahora bien, en temas de moral existen los derechos fundamentales que son su soporte. O al menos así pienso yo. ¿Sabes por qué? Porque dios PROBABLEMENTE no existe... o sí, pero éso depende de cada uno.

Y aunque no tenga mucho que ver, o tal vez tenga muchísimo que ver, el problema del cristianismo no es la fe ni la religión sino la Iglesia, que es la que ha pervertido todo.

PD: Esta mañana comentábamos varias personas el tema de los anuncios-bus que están invadiendo la actualidad. Y uno de los contertulios decía que le parecía absurdo el hecho de gastarse 3.000 euros al día para decir que DIOS EXISTE o que DIOS NO EXISTE.
¿Sabes cuál fue mi respuesta? - Puestos a pensar con el sentido común, más pecado tiene la asociación que ha apostado por el DIOS EXISTE que su contrario, ya que los segundos pueden hacer con su dinero lo que les venga en gana pero, los primeros, de acuerdo a lo que predican, están derrochando una gran cantidad de dinero que podía usarse para, por ejemplo, dar de comer durante todo el mes a los indigentes de Madrid.

¿No te parece?

Ojalá y se anime la gente a comentar... MUCHAS GRACIAS ROSA¡¡

Zorro de Segovia dijo...

yo me compré el libro de marras el año pasado, más que nada para saber de primera mano si el texto de "Educación para la Ciudadanía" era una guía de anarquismo, de alquimia o de sodomía. No es que me parezcan horrendas ninguna de estas tres cosas, pero el libro no tenía nada de eso, ni morbo alguno. Es una mezcla de clase de Historia, de derecho natural y de derecho político a lo suave. Poco más. No sé si algún crío será mejor persona a causa de la asignatura, pero desde luego no empeorará su conducta o valores.

Los que braman, que se lean el libro y luego hablen.

Carlos Felipe dijo...

Zorro de Segovia: estoy absolutamente de acuerdo contigo...

Y te agradezco que te hayas sumergido en este Cajón sin FOndo... por cierto, tu blog está muy bien: te pongo en recomendaciones (y si estuvieras en contra de Educación para la Ciudadanía también, eh)jaja

Un saludo y bienvenido

El Tigre de Mompracem dijo...

Aporto mi granito de arena:
En primer lugar mi hermano el Zorro de Segovia creo que es el único que conozco que ha hecho el esfuerzo de leer el material para criticarlo. Me alegro que haya buceado por aquí.

Desde el punto de vista jurídico. Esto no ha hecho mas que empezar. Es lo que tiene el puto (y bendito) derecho. Como lo de la independencia judicial pasó a mejor vida hace ya años hay interpretaciones para todo y recovecos para el mas pintado. Los jueces de los mas altos tribunales no son mas que extensiones de los que les han colocado allí...
Tras hacer "legal" la asignatura, quedará impugnar los manuales (ya está esa idea por ahí) y luego los encargados de impartir la materia y más y más recursos... Esto es el inicio. Es el 1-0 y poco mas

Desde el punto de vista del contenido creo que es mas inocuo de lo que se piensa. Lo que puede crear mas inestabilidad son los encargados de impartirlo. Pero en esa materia, la historia, y otras tantas.

El Zorro presume de profesor de Hostoria del Derecho que educaba en valores y yo tuve otro que justificaba el nazismo...

Un abrazo

Rosa dijo...

Tengo 4 hijos y 2 de ellos,están en edad y curso al que le corresponde dicha asignatura.
Yo no soy ni perodista ni abogada, soy enfermera... pero ante todo soy madre de 4 hijos.
El librito en cuestión lo he visto y leído, si nó no opinaría tan alegremente. El caso es que con la excusa de formar buenos ciudadanos, nos imponen a través de esta asignatura una ideología que va a afectar a la vida social y mucho más a la privada, la de cada familia.La Constitución, la solidaridad, la igualdad y la Democracia, ya estan incluidas en las asignaturas de Filosofía, Conocimiento del Medio incluso extrapolándolo a otras asignaturas.
En esta asignatura, incluyen identidad personal, educación afectivo sexual, y la construcción de una conciencia moral, en consecuencia y a mi modesto entender se está metiendo en MI DERECHO A EDUCAR A MIS HIJOS CON MIS PROPIAS CONVICCIONES MORALES Y Ó RELIGIOSAS.Mientras son pequeños, decido yo, educo yo... cuando sean mayores tendrán sus propias ideas y que yo respetaré.,
Para más "inri" quita tiempo a otras asignaturas, que a mi entender son más valiosas.
No se puede imponer un sistema de valores y decir que es Universal, porque sencillamente "no lo es".
El colegioo no se debe usar para transmitir valores, mucho menos que se obligatoria y evaluable.
Mis hijos, aún no están huérfanos para que el estado me sustituya en la manera de educarlos.
Ah, y al Señor José Blanco, que se meta la asignatura donde se ponen los preservativos...
Lo siento ser tan antipática.
P.D. La asignatura, la han editado muchas editoriales...
Un abrazo.

Anónimo dijo...

De toas maneras si el hijo te sale maricon lo puedes curar con electroshock, como se ha hecho de siempre aqui. ¿Verdad, Rosa?

Un abrazo. Rosa.

Anónimo dijo...

El que más a fondo ha llevado el “derecho a elegir la educación de sus hijos” fue el loco de Austria que dijo en toda lógica “mi hija es mía y me la follo como quiero”. Se nota que el chabón no era sólo austríaco de gentilicio, por la forma en que se tomaba en serio los derechos sobre su propiedad privada
No creo en la libertad como esencia, algo que ya es intrínceco al hombre y sólo hay que dejarlo fluir lejos de la acción entorpecedora del Estado. Creo en la libertad como construcción, y pienso que una persona educada, bien alimentada, y sin miedos absurdos es más libre que una ignorante, cagada de hambre, y con miedo de ir al infierno si desobedece al patrón

Anónimo dijo...

El que más a fondo ha llevado el “derecho a elegir la educación de sus hijos” fue el loco de Austria que dijo en toda lógica “mi hija es mía y me la follo como quiero”. Se nota que el chabón no era sólo austríaco de gentilicio, por la forma en que se tomaba en serio los derechos sobre su propiedad privada
No creo en la libertad como esencia, algo que ya es intrínceco al hombre y sólo hay que dejarlo fluir lejos de la acción entorpecedora del Estado. Creo en la libertad como construcción, y pienso que una persona educada, bien alimentada, y sin miedos absurdos es más libre que una ignorante, cagada de hambre, y con miedo de ir al infierno si desobedece al patrón

Rosa dijo...

Pues NO anónimo... si mi hijo me sale maricón como tú dices, lo respetaré al igual que respeto a todos los maricones, y le seguiré queriendo exactamente igual, y le ayudaré y le apoyaré.. QUE NO TE QUEDE LA MENOR DUDA.En cuanto al electroshock ignoraba que curaba maricones y me hace pensar que TU piensas que es una enfermedad ser maricón. YO, NO POR SUPUESTO.
En cuanto a tu segunda entrada, decirte que "nunca" he pensado que mis hijos me pertenecen.. amo la libertad,tanto la mía como la de cualquier persona., y por supuesto la de mis hijos. Y aquí zanjo el tema... no quiero ser maleducada.
Saludos anónimo.

Nacho G.Hontoria dijo...

Se os ha ido de las manos eh!

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Lo que se debería hacer es evaluar a los sujetos para determinar objetivamente si pueden ser padres o no. Si, habeis leído bien. NO es problema de la educación formal sino de la informal (la familia) y cada día queda más patente que hay padres que no deberían serlo. No están capacitados para educar a alguien cuando ni ellos mismos tienen valores ni tiempo/ganas/interes por educar a sus hijos...su idea es "que los eduquen en el colegio, pero luego les culparemos a ellos". Por favor, menos hipocresía!!


Alberto G

Anónimo dijo...

Rosa, si tu no quieres que "el EStado eduque a tus hijos" me parece muy bien, ahora sí, si tus hijos en un futuro no respetan las normas de esta sociedad, ni tienen ciertos valores de solidaridad con el otro, ni son capaces de respetar a los que le rodean,...,esos hijos cometerán algún hecho perjudicial para la sociedad, y en vez de ser solo culpados ellos, también lo deberías ser tu dado que fuieste la "culpable" de formar(o lo que realmente es que no se forman)a ese sujeto tal y como es.

Esta asignatura no es la panacea pero queda patente que existe un problema de falta de valores, de respeto y de cultura ciudadana. Cuando me dirijo a ti en este mensaje no es en sentido personal, discuto sobre tu idea, por supuesto que no tengo nada personal, jeje. Vamos, que no quiero que te lo tomes a mal que no es mi intención...

Un saludo a todos y gracias por este espacio de debate.

Alberto G

Rosa dijo...

Alberto.... Qué me dirías, si dentro de 4, 8 años, hay un cambio de Gobierno, y lo que ha dicho éste (el de z), no vale para nada?.Recuerda, que este gobierno no lo ha votado España entera... hay muchos votantes que no están de acerdo con la foma de gobernar este señor. Ahora, que hay que decir a los niños?.
Esto es adoctrinamiento (y es por donde no entro). para asegurarse futuros votantes... no crees?.
En cuanto a la educación de mis hijos... yo en lo que más me baso es precisamente en eso, EL RESPETO por todo y por todos. Otra cosa es que se esté de acuerdo o nó...con ciertas posturas ideológicas, pero ante todo RESPETO.
No me he ofendido en ningún momento.

Anónimo dijo...

Nunca entendí que se creara la asignatura de educacion para la ciudadanía, entre otras cosas porque, en mi opinion, sus contenidos son bastante parecidos a los de Ética.
Aún así, tampoco entiendo que a la gente le parezca mal. El problema es que hay quien piensa que esto es una maniobra de los "rojazos" del PSOE para controlar la educación de los chavales y convertirlos en "rojazos" a ellos también.
Recordar que el sr. Aznar quería que la asignatura de RELIGION fuese declarada obligatoria. Esto no sería una desgracia si se estudiara historia de las religiones o las distintas religiones con sus características, etc. Peeero, en España la asignatura de religión es, casi siempre, un "Dios es bueno. El sexo es pecado y si te tocas irás al infierno".

El problema principal es que el sistema educativo español (tanto el en el colegio como en el instituto) es una vergüenza, en general... y que aquí parece que cada gobierno cambia lo que le da la gana. Y así nos va.

Jp2 dijo...

1º El Tribunal Supremo está politizado.
2º Conviene leerse el Art. 27 de la Constitución; si es que estamos hablando de respetar la ley.
3º La asignatura de religión NUNCA ha sido obligatoria, ni con Franco. EpC, sí.
4º La sentencia (que no ha salido) dirá, en todo caso, que hay cuantro padres que no pueden objetar.
5º Legalidad no significa moralidad. ¿Es moralmente aceptable la Pena de Muerte, legal en Estados Unidos o la Autoridad Palestina, entre otros? Yo creo que no.
6º Supongo que el autor de "Educación aprueba con nota" defendería la asigantura de Formación del Espíritu Nacional.
7º Si nos llenamos la boca de decir 'Libertad'. ¿Por qué nos obligan?
8º Leerse los contenidos de los libros de texto para comprobar si es verdad que se defienden los valores constitucionales.
9º ¿Tiene olor a rancio el pedir que se respete el derecho de los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones? Eso es lo que hacen los obispos.

Plataforma Radio Complutense Libre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Felipe dijo...

El autor de 'Educacion saca nota' no defiende FORMACIÓN DEL ESPÍRITU NACIONAL... ¿sabe usted por qué? Porque esa 'lección' venía dada por unos golpistas que provocaron la mayor masacre que se puede provocar: una guerra civil contra un Gobierno y un Sistema legítimo; porque esa 'lección' sólo buscaba imponer una visión del mundo; porque aquéllos libros estaban escritos con sangre derramada a golpe de paredón. Por eso y por los 40 años de dictadura que España se tuvo que tragar por 'la gracia de Dios'. Maldita 'gracia', diría yo.

Me gusta el formato que has elegido para expresar tus puntos: a modo de Mandamientos divinos. Esa es la hipocresía, la de la Iglesia no la tuya, que nos hemos tragado durante siglos y que hoy, aunque seguimos tragándola recibiendo al Ministro de Dios con nuestra mejor sonrisa, al menos podemos tener otras visiones para después elegir. Eso es Educación para la Ciudadanía: promover el respeto a los valores constitucionales que, siendo del PP, del PSOE, de IU o de cualquier otra ideología, hay que respetar. Te guste o no.

¿Sabes por qué Religión nunca fue obligatoria? Porque no había otra opción.