07 enero, 2008


LA FAMOSA CRISIS

En España hay crisis, pero tienes que reservar mesa en cualquier bar. En España hay crisis, pero en las panaderías no quedan roscones de 50 euros. En España hay crisis, pero las tiendas están vacías porque las casas están llenas.


En España la única crisis que de verdad existe está en la mentalidad de los españoles. Todos vivimos por encima de nuestras posibilidades. No escatimamos en gastos. Cada euro que tenemos guardado sale de nuestro bolsillo entre sollozos y lamentos; por tanto de crisis económica nada.

Pero llegará, y no tardará mucho tiempo. Será entonces cuando los hosteleros ocupen los telediarios y se quejen de que sus hoteles están vacíos, los camareros se lamentarán de que el pescado fresco se tire y los comerciantes argumentarán que es su peor año de ventas. Será entonces cuando las inmobiliarias "regalen" los pisos porque nadie pueda comprarlos. Será hora de llorar en los bancos y cajas de crédito.
Los mismos que se quejen mañana serán los responsables del "estacazo" económico que estamos viviendo ya. Para salir de casa son necesarias las llaves y la tarjeta de crédito ya que los cajeros se han convertido en el lugar más transitado de los últimos tiempos. Da igual sacar 20 euros que 50, da igual llevar billetes que monedas: lo acabas perdiendo todo.

Todos los comercios nos están apretando demasiado y "la dolorosa" cada vez hace más daño, porque aquí sube todo menos los salarios. Por eso están tan de moda las famosas financiaciones en las que pagas "cómodas" cuotas para comprarte cosas que de no ser por las benditas y "ridículas" cuotas mensuales no adquirirías. ¿Qué sucede? Cuando acaba el mes, y siempre en el peor momento, te cargan decenas de cuotas y compruebas como buena parte de tu sueldo basura se lo llevan las facturas. La otra gran parte se lo queda directamente la hipoteca.

Es época de estrenar ordenador portátil, lavadora nueva y de "quemar" la tarjeta en los chollos de las rebajas... Tenga usted cuidado porque en plena cuesta de enero puede calentar demasiado el coche... y no están las cosas como para ir al taller.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estamos en la cuesta de enero y soy becaria, pero este mes fundiré el salario en ropa, el primer plazo de una cámara de fotos y en un traje para la nieve (casi no la piso). Estamos en la cuesta de enero y la gente llora, pero cuando voy a comprarme todo esto tengo que soportar unas colas del copón para pagar. Estamos en la cuesta de enero, pero esto es España y yo, mientras tanto, rezo para que mi Renault 19 no mw pida a final de mes una reparación, porque con su consumo de gasolina se cubre mi cupo.

Sonia (UCM)

Anónimo dijo...

actualiza coño

Maletillas dijo...

Yo solo espero que tu cuesta de enero sea llevadera para poder en febrero ir unos días a la nieve ;) Buen blog, un abrazo