06 abril, 2009

La homilía electoral

"A pesar de todos los avances y de las técnicas desarrolladas por el hombre, Dios nos dice a través de la muerte que hasta aquí podemos llegar, y que sólo él es el Todopoderoso y quien tiene la última palabra y quien decide sobre la vida y la muerte". Y yo pensé: "hasta el hombre del saco tiene mejor imagne..."

No firmo ningún manifiesto contra las túnicas de la Iglesia. Tan sólo reflexiono en voz alta sobre el desatino de un cura durante la misa de un entierro. ¿Es lo habitual? - los que escuchan cada domingo, tienen más información.

El cura me acojonó. Y no sólo por el mal momento que escogió para hacer campaña electoral sino también por saber, a través del párroco, que en el más allá hay un señor Todopoderoso que en lugar de bondad reparte muertes y nacimientos. Creí que Vito Corleone bajó a los infiernos. Así, ¿cómo te van a comprar el producto?

Luego pasa lo que pasa: de las aproximadamente 300 personas que estábamos en la Iglesia, tan sólo conté 7 personas cuando llegó el momento de tomar el cuerpo de Cristo. Con ésa proporción, algo falla. Cuando hay alguien de cuerpo presente y unos familiares con los ojos destrozados y el corazón resentido, el mensaje tiene que ser otro, supongo.

Como decía Nietzche, ningún discurso es causal. Todo está perfectamente planificado. Cada palabra ocupa su lugar preciso. ¿Qué quiso decir con "técnicas del hombre"? Me imagino que se refería a las células madre o a cualquier otra cosa que presente la oportunidad de decidir sobre la vida o la muerte (aborto o eutanasia).

El Dios con el que yo hablo está orgulloso con sus hijos. Nos pone a parir cuando mandamos misiles a Palestina o cuando miramos hacia otro lado mientras África se muere entre moscas y vientres hinchados por el paludismo. Pero también brinda. Y lo hace cuando alguien descubre cómo salvar la vida a través de estas 'técnicas' que tan poco gustan en el Vaticano; y también lo hace cuando alguien se pone el condón para intentar arrinconar el maldito Sida que padecen millones de hermanos nuestros.

El Dios con el que yo hablo no le gustó la homilía electoral y me pidió que escribiera sobre ello porque, me dijo: "es justo y necesario".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye! que puedes no comulgar si eres cristiano y, por ejemplo, piensas que has pecado y aún no te has confesado, que a comulgar hay que ir limpito, jajaja (así que lo de los 7 "comulgantes" es relativo).

Hoy he estado pensando en el tema de la Iglesia, el Gobierno, las críticas y tal y la verdad es que he llegado a una conclusión. Con todo esto los que salen perdiendo son los cristianos, que se les acaba metiendo en el saco de los obispos y parece que todos son unos retrógrados, o que todos están en contra del aborto, o que todos... Vamos, que se les encasilla cuando hay una gran variedad de maneras de pensar y vivir la fe.

Y sé que no viene al caso, pero dejo constancia de mi pensamiento, jajaja.

Sonia

Carlos Felipe dijo...

Sonia, suscribo cada palabra tuya... Llevas toda la razón del mundo, terrenal y místico. Vaya por delante que los 'palos' van para las túnicas que se lo han merecido a pulso, teniendo muy en cuenta que hay otras túnicas que se parten el pecho por un mundo más justo y mejor, teniendo muy en cuenta que hay creyentes que son más del siglo XXI que uno mismo... VAYA POR DELANTE que el cura que me dio clases en el 'cole' me amenazaba con comulgar si no iba, como tú dices, bien 'limpito'; y desde entonces, cada vez que me ha dado la gana he comulgado.

Nacho G.Hontoria dijo...

Sonia, a mí, una vez que metí caña a los curas en mi blog, el cual no haré publicidad aquí, me dijeronque había que diferenciar entre la Iglesia y la jerarquía eclesiástica.Normalmente, todos los palos van dirigidos hacia la Jerarquía, es decir, Rouco&friends, que son los mandamases ahí y los que adecúan a su manera la doctrina eclesiástica del Vaticano. Por otro lado, está la Iglesia, que es la formada por todos los cristianos que crean en ella y que pueden estar o no estar de acuerdo con lo que se diga desde arriba. Por eso ese error que tú bien dices, el de que los que salen perdiendo son los cristianos, porque se les mete a todos en el mismo saco y, seguramente, el 95% de ellos no esté de acuerdo con todas las tesis extremistas que desarrolla su jerarquía.

Nacho G.Hontoria dijo...

Amén.

Fernando Manero dijo...

Tiempo ha que dejé de escuchar las palabras y los exordios de los que transmiten las consignas vaticanas para impedir que la historian y la sociedad sigan avanzando. Por eso me sorprendo de que todavia se siga dando eco al discurso rancio de cerrado y sacristía. Nada nuevo dicen, nada de lo que dicen interesa a la mejora de la sociedad y de la vida humana. Un abrazo

Miguel Ángel dijo...

Oye, tú, que buenos días pascuales. Y que cuando quieras te pases por aquí y en cualquier funeral, o boda, o bautizo, o simplemente un domingo ad libitum, nos hagas un sabroso comentario y un viva la Vida.

Saludos cordiales.