23 noviembre, 2008


PUNTO, SET Y ELIMINATORIA PARA LA ARMADA ESPAÑOLA

Acasuso fue el elegido por el seleccionador argentino y Verdasco por el capitán español; un partido inédito porque ni uno ni otro contaban para jugar éste partido pero que, por unas cosas u otras, han sido los encargados de ganar ésta final dentro de la propia Final. Y contra todo pronóstico y con un 'par', España consigue conquistar la Copa Davis de una manera heróica. Fernando Verdasco logró el punto definitivo ante Acasuso en 5 sets: 3-6, 7-6, 6-4, 3-6 y 1-6.

En el primer set Fernando Verdasco fue el que resucitó ayer tras el 'arreón' del público en el partido de dobles y sus golpes de derecha doblegaban al argentino Acasuso una y otra vez. Con un servicio relativamente tranquilo y haciendo valer el único break de éste set cuando con 2-3 a favor del español éste logró romper el servicio al argentino y ponerse con ventaja; la cual a posteriori sería suficiente para anotar el primer set a favor de España por 4-6. La Ensaladera empezaba a ser de color rojo y amarillo.

José Acasuso empezaría el segundo set cómodamente, ganando sus servicios con comodidad, contundencia y rompiendo tempranamente el primer saque de su rival. Jugando con primeros servicios ponía las cosas muy difíciles a Verdasco, que se veía obligado a restar de manera forzada para que el argentino rematara los puntos a placer. Aún así el madrileño resistía y no le ponía las cosas fáciles a José Acasuso, alias 'el chucho'. El público también estaba en el partido y no era casualidad que a éstas alturas del partido sumara ya 6 dobles faltas.

Con 4-2 a su favor Acasuso se atrancó con su servicio y Verdasco logró romper en blanco su saque y recuperaba su break, asestando un duro golpe al 'chucho' que desperdiciaba su gran oportunidad de igualar el partido. Verdasco, que servía para igualar y que había logrado un 30-0, cedería de nuevo su servicio ante Acasuso tras aprovechar una de las dos bolas de break que pudo disfrutar. El 'chucho' recuperaba la distancia y con 5-3 servía para igualar el partido a set. Otra vez el partido se volvía loco como ayer en el partido de dobles y nuevas pelotas de break (2) para Verdasco, que aprovechó no sólo para acercarse al argentino sino igualar el marcador con un servicio en blando. 5-5 y por delante unos juegos muy importantes. Máxima tensión en Mar del Plata.

Finalmente muerte súbita con 6-6 en el segundo set; juego absolutamente trascental para el desarrollo de la final de la Copa Davis. Contó con un mini-break el 'chucho' pero la ansiedad le pudo y la presión tal vez también y lo cedería ante el español. Argentina se jugaba su gran final en éste definitivo punto y la suerte se alió con Acasuso con un golpe que fue a la auténtica cruceta y que sería el que le diera el tie-break y el empate del partido. La 'bombonera' estalló de júbilo y Acasuso se sacaba toda la presión. 7-6 para los argentinos y una Ensaladera que volvía a carecer de dueño. Todavía tenían que sufrir más, mucho más, para levantarla.

Y el tercer set José Acasuso salió de nuevo enchufado, con un par de golpes espectaculares y un break de inicio que terminaba de tocar a Verdasco, que había desaparecido de la pista. 8 dobles faltas para Verdasco y tan sólo una para Acasuso. Pero con el argentino al servicio Fernando Verdasco endosaría un 0-40 que acabaría aprovechando con apuros (30 al resto) para igualar el tercer set.

Y de nuevo otras dos bolas de break para el 'chucho' con un servicio muy pobre del español, que estaba siendo clave hasta el momento. Y nueva rotura del argentino que se ponía por delante de nuevo tras ganar, en blanco, su propio servicio. 3-1 para Argentina y malas sensaciones para Verdasco, que estaba siendo doblegado por Acasuso y por el público de la grada.

Y si el 'chucho' parecía muerto tras el primer set, resucitó y de qué manera tras la victoria ajustada del segundo. Verdasco trataba de aguantar el apretón de Acasuso pero se le ponía el partido cuesta arriba. Aunque ésto era una final y cualquier jugada podía cambiar el destino del partido. Y así fue, una pelota fácil para Acasuso significó la rotura de su servicio para igualar las cosas en éste set. Pero poco duraría la alegría para España porque Acasuso, de nuevo con un golpe de derechas espectacular, rompía el servicio para servir y cerrar el set. 6-4 para Argentina y para Acasuso.

Cuarto set con Acasuso crecido y Verdasco visiblemente cansado y superado por su rival. Mucho tenían que cambiar las cosas para remontar un partido que pese a comenzarlo de cara ahora estaba muy en contra. Se gustaba el 'chucho' y sufría el madrileño.

Y con 2-3 para Verdasco y sacando el jugador local se pudo ver a éste agotado, su cara le delataba. Y pudo aprovecharlo Verdasco rompiendo el servicio y poniéndose 2-4 a su favor y con opciones de ganar el set. 2-5 para Verdasco con su servicio y el set de nuevo en la mano para empatar la eliminatoria. El set sería para Verdasco con un marcador a favor de 3-6. Ahora el que resucitaba era el español y el que empezaba a hundirse el argentino. El 'chucho' empezaba a acusar su falta de ritmo.

Llegó lo que estaba cantado: ¡asistencia médica! para Acasuso para enfriar el ritmo cogido por Verdasco. Éstas pillerías están a la orden del día y ya hizo uso de ellas Del Potro.

Y Verdasco remataba el partido empezando el quinto y definitivo set con un break a su favor, liquidando las pocas fuerzas físicas y mentales de un Acasuso que debería haber ganado el partido hacía tiempo y que, al desaprovechar sus opciones el español lo tenía ahora muy de cara. Imparable ahora el español en el útlimo tramo del partido. Finalmente 1-6 para Verdasco que sí supo liquidar a su rival.

Ni mucho menos ha sido Fernando Verdasco superior al argentino, ni viceversa, pero uno de los dos tenía que ganar el partido menos digno de ésta Copa Davis. El invento del capitán español ha salido bien, de casualidad, porque sin duda ha sido muy injusto no dar la oportunidad a David Ferrer de jugar un partido hecho a su medida por haber perdido el suyo ante un intratable Nalbandian.

Una final emocionante y llena de pasión, como las clásicas, en las que España ha dado todo y ha sabido imponerse a la magia creada por la afición 'ché' y a un equipo que también ha luchado pero que le ha faltado ése punto que sí ha tenido España durante toda la eliminatoria. Justo vencedor de ésta Copa Davis.

video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece bien q no jugara Ferrer, ahora se te ha olvidao mencionar q Feliciano estuvo enorme. Un abrazo pollo, la tercera y sin Nadal tenemos otro equipazo, tenis, futbol, baloncesto... poco a poco vamos quitandonos el complejo de perdedores.

Carlos Felipe dijo...

Pollo, me quedo con la imagen del vídeo tras ganar el match point: todos juntos. Ésa es la clave de España en todos los deportes: la unidad que demostramos y el buen rollo que hay entre los deportistas.
En mi opinión Verdasco fue el que jugó menos mal de los dos, dando gracias a que el argentino se hundió físicamente. Aún así, el chaval le echó un 'par' como Feliciano y como Ferrer.
Sigo pensando que el partido era para Ferrer, que ha quedado como culpable de tanta emoción tras perder con un Nalbandian intratable e imparable. Por ránking (es decir, por números y méritos propios) merecía jugar ése partido David Ferrer. Además, si Verdasco hubiera perdido ¿qué? Feliciano lo hubiera tenido muy complicado con el número 1 argentino...

Pero bueno, de éso nadie se acordará ¿no? Lo importante es que seguimos haciendo historia...
¡CAMPEONES¡