15 noviembre, 2008

El Real Madrid vuelve a pinchar

La crisis, lejos de esfumarse, parece instalarse cómodamente en el Real Madrid. Su entrenador, Schuster, puede estar viviendo sus últimas horas como entrenador blanco y su destitución se podría confirmar en los próximos días.

El Real Madrid se ha hundido un poco más. Ésta vez en Liga y ante un rival de menor entidad, el Valladolid, que se ha impuesto por 1-0 en el Estadio José Zorrilla. Ni el equipo local ni el visitante han desplegado un fútbol vistoso y pocas cosas, aunque muy importantes, caben resaltar del encuentro. Parecía que el técnico blanco, Schuster, tenía un ultimatum. ¿Acabará cumpliéndose?

El equipo no funciona y los últimos resultados del Real Madrid están pasando factura a los jugadores. Los pinchazos en Liga (empatando ante Almería, pidiendo la hora y remontando ante el Málaga en el Santiago Bernabéu), las derrotas consecutivas de Champions ante la Juventus y la reciente eliminación de la Copa del Rey (a manos de un modestísimo Real Unión de Irún) han destapado la caja de los truenos. Y el ambiente empieza a oler a destitución.

En el vestuario no existe unión; hoy algunos alaban las acciones del entrenador, mañana las criticas salen en portada. El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, empieza a hacer sus propias cábalas porque en menos de un mes tendrá que dar la cara ante una Asamblea poco proclive a las gestiones que está llevando el máximo mandatario. La sombra del anterior presidente, Florentino Pérez, acecha y contamina el ambiente. Y para colmo el secretario técnico. Pedja Mijatovic no sabe apaciguar ánimos y únicamente añade más leña al fuego. Ruido de sables en un Real Madrid que, al margen de polémicas, ofrece un juego escaso, una actitud pobre y una gran sensación de impotencia para remontar el vuelo.

Las lesiones han sido la guinda del pastel, sobre todo la del killer Ruud Van Nistelrooy, quien se había convertido en el auténtico salvador de una plantilla de por sí escasa. La lesión de Robben no puede llegar en el peor momento ya que, además de confirmar que se trata de un jugador de cristal provoca más críticas tanto al presidente como al secretario técnico por haber llevado a cabo un fichaje que despertaba tantas dudas. Sergio Ramos tocado, Heinze desquiciado y con Pepe en el dique seco, además de un Iker Casillas en baja forma, hacen que la defensa merengue se muestre excesivamente vulnerable. Sólo el Sporting de Gijón lleva más goles en contra que el Real Madrid, que acumula 17.

El primer año del técnico alemán servía la excusa del escaso tiempo que tuvo para configurar una plantilla adecuada. Las elecciones a la presidencia se celebraron tarde y apenas hubo tiempo de hacer un equipo sólido. Pero pasado el tiempo, y desconozco si la culpa es del presidente o del propio míster, no se planifica de forma correcta un buen equipo para luchar por los grandes títulos de la temporada. Los partidos son muchos y siempre acaban pasando factura. Si tu once inicial es de por sí justo, cuando se tiene que tirar del banquillo no hay nadie. Éso es lo que está pasando en el club blanco.

No es el momento de tirar a Schuster porque desestabilizarías mucho a un equipo que acaba de empezar la Liga y que se juega en los próximos partidos su futuro en la Champions. Sería peor el remedio que la enfermedad. Pero no se atisba futuro en el técnico alemán y, por tanto, se estaría aplazando una decisión que tarde o temprano habrá que adoptar. Tal vez el Real Madrid se merece que se apueste por el riesgo y se haga la mudanza del banquillo; de lo contrario, con un equipo limitado y con un entrenador bloqueado el futuro del club puede ser de todo menos blanco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

POLLO el aleman a la calle no es digno de representar a un club como el madrid, es mas señorial y lo esta hundiendo.
q venga juande q esta libre y tire del carro con canteranos q tienen mas hambre q la mitad del equipo juntos.
bueno a ver si se como el turron schuter, pero se necesita un puñetazo en la mesa ya, los jugadores no pueden qjarse ellos mismo dijeron q no querian muxos fichajes y les dieron el caprixo, a llorar al cuartito de atras, hay q dar la cara.

Carlos F. dijo...

Estoy de acuerdo contigo: a la calle¡ No puede ser que nos hayamos acostumbrado a un juego poco digno de un club como el Real Madrid. Y ya no sólo eso, sino el rídiculo que proyectamos al resto de clubes con una NEFASTA y NULA planificación de la temporada. Y encima cobrando lo que cobran. El Tito Florentino Pérez debería mover ficha en la próxima Asamblea. Ni Calderón ni Schuster están preparados para un gran equipo como el Real Madrid.

Álvaro Dorian Grey dijo...

El MAdrid lleva sin jugar bien desde el primer año que estuvo ZIdane. Ahí el Madrid jugaba de fábula, después las ligas la ha ganado por ser el menos malo, el año pasado por ejemplo. Eso sí, ver hoy jugar al Barsa es un placer.
Saludos y salud