08 junio, 2008

NADAL, PRÍNCIPE DE LOS MOSQUETEROS

El vigente campeón de Roland Garros ha revalidado su título tras arrollar esta misma tarde al número 1 mundial, Roger Federer, por la vía rápida con 6-1, 6-3 y 6-0. El español es imbatible sobre la arcilla. Rafa Nadal se ha convertido en todo un experto en Ensaladeras.

Nadal no dado tregua a su principal rival y ha rozado la humillación. Con esta victoria Rafa lleva ya 28 partidos sobre tierra batida ganando consecutivamente, no ha cedido ni un sólo set en todo el Torneo e iguala al mítico Björn Borg tras ganar el Torneo de París por cuarto año seguido. Sin duda, toda una hazaña y todo un récord que le hace convertirse en el jugador referente del tenis mundial.

Comenzó el primer set rompiendo el saque del suizo, y mostrando lo que serían sus armas durante todo el partido. Una izquierda directa, un juego buscando el revés de su rival y una efectividad altísima en tiros ganadores. En todos los saques de Roger Federer, el manacorí disfrutaba de pelotas de break. Llegó incluso a romper uno de sus servicios en blanco.

El suizo se mostró muy flojo, con un revés incontrolado y un resto en los servicios de Nadal poco efectivos. Todo lo contrario que Nadal, que continuamente lo movía por la pista y aprovechaba los huecos que Federer dejaba en la cancha. El número 1 del mundo estaba cometiendo demasiados errores no forzados, hasta 12 cometió en el primer set y Rafa sólo 3. Y en puntos ganadores también había sustanciales diferencias: 15 para Federer y 31 para Nadal. Y con estos números, el resultado no podía ser otro: 6.1 para el español. Desaparecido el número 1.

En el segundo set hubo algo más de historia, porque Roger Federer pareció que entraba en juego, y eso que todo empezaría como siempre, con un nuevo break para Nadal. Pero Federer lo recuperaría con el juego de Nadal, y tras dos bolas de rotura logró igualar la segunda manga. Un par de derechas ganadoras y un mejor servicio le dieron confianza a un suizo algo cabizbajo por el momento. Era consciente de que estaba siendo muy inferior.

El público intentó empujarle para igualar el marcador y ver más tenis. Estaba siendo demasiado fácil para el nuestro. Y con 3-3 en este set, y con pelota de break a favor de Federer, el actual campeón no sólo logra salvarla y ganar su servicio sino que rompió el de su rival después de 4 break points. 5-3 para Rafa que con su servicio, y con un warning que no venía a cuento del juez de silla, se lleva también el segundo set.

Nunca antes Rafa había disfrutado de tanta distancia en el marcador en una final contra su eterno contrincante, y menos aún en Roland Garros.

Y el tercer set tuvo incluso menos que contar que los dos anteriores, porque la superioridad de Nadal fue tal que lo ganó, por primera vez en la historia, en blanco. Un rosco para Federer, superado en juego y en actitud por Rafa Nadal, que estaba haciendo un partido sencillamente perfecto.

Esta es la historia de un Torneo de Roland Garros que ha dominado de cabo a rabo su actual campeón, Rafael Nadal. Actualmente número dos en el ránking mundial pero que ha vuelto a demostrar, una vez más y de manera contundente, que en tierra batida es el mejor.

Su estado de forma, su visión del juego y su posición en la pista lo convierte en uno de los mejores de toda la historia. Ángulos cruzados, dejadas en la red o golpes profundos. Todos los golpes los controla con una facilidad pasmosa. Y lo mejor de todo: sus primeras palabras tras ganar fueron de agradecimiento a Roger Federer. Todo un campeón.

Nadal tendrá que cambiar sus zapatillas porque tiene que añadir un nuevo bordado al lado de la palabra "Rafa". Ya son cuatro los Roland Garros que acumula. Nadal tiene que ser el número 1 del mundo. Próxima parada: Wimbledon.

1 comentario:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Un cotilleo. Rafa no celebró nada en la embajada debido a que allí estaba el presi de la federación de tenis... Que pena que no se le pueda reconocer como se merece porque un tipo vaya de presidente por la vida..
saludos y salud