17 junio, 2008

LA AZZURRA GANA A LOS BLUES

Una vez más, el duelo entre italianos y franceses se salda con victoria de los primeros. Donadoni sigue y Domenech se va. Cuando todo estaba previsto para unos cuartos de final entre españoles y rumanos, Italia se coló en la fiesta en la que no estaba invitado. Italia ganó 2-0 y Francia se despide de esta Eurocopa por méritos propios.

Después de recibir un serio correctivo holandés y perder 3-0, después de robar un punto en el partido contra Rumanía tras perdonar estos un penalti que detuvo Buffón... cualquier otra selección hubiese quedado apeado de la Eurocopa. Pero Italia está hecha de otra pasta, valga la redundancia, y con sólo dar la cara en el partido trascendental y un ápice de suerte se han colocado en cuartos de final. Fútbol es fútbol señores.

Italia despertó en su último encuentro y estuvo a la altura de las circunstancias. Son selecciones que nacieron para ganar y tal vez lo único que no saben es jugar rondas previas y partidos entre amigos. Cuando tienen que rendir, rinden como los que más. Y así les va: 4 veces campeona del mundo.

La primera parte decidió el duelo. El partido en sí tuvo dos protagonistas: la lesión de Ribery y el penalti y la tarjeta roja de Abidal. Cuando el encuentro estaba bonito, con idas y venidas en un área y en otra, con ocasiones de Luca Toni y de Henry, el jugador del Bayern cayó fulminado sobre el terreno de juego en una jugada totalmente fortuita. La mirada de Ribery no dejaba lugar a dudas: la lesión era seria. Retirado del campo y sustituido por Nasri, los franceses parecieron noqueados y confusos. Italia supo aprovecharlo y empezó a mandar ligeramente en el partido.

Makelele salvó bajo los palos un remate de cabeza de Panucci, el de siempre, tras un saque de esquina. El peligro de Italia con su delantero Toni era continuo: cualquier balón era peligroso. Y en el minuto 23 llegó el hachazo de Italia, con un balón en profundidad sobre el gigantón italiano que tras controlar y encarando a Coupet fue derribado claramente por Abidal, que tuvo que abandonar el campo y dejar a sus compañeros con 10 jugadores y un gol en contra con mucho partido por delante. El gol hacía justicia sobre lo que estábamos viendo por el momento. Francia quería, pero estaba muy limitado, como en sus anteriores partidos.

Pudieron irse los italianos con una ventaja más abultada, pero Luca Toni estaba reñido con el gol. Lo intentó de todas las maneras: disparando, cabeceando... pero no había forma de meter el esférico en el fondo de las mallas. Mala suerte para el jugador de la bundesliga, que todavía no se ha estrenado en el torneo. Grosso también pudo marcar de disparo colocado tras el disparo de una falta, pero la llema de los dedos del portero francés mandó el balón al palo derecho de la portería. El asedio italiano estaba montado.

Llegó el descanso y Francia salió de otra manera. Apretando más fue encerrando poco a poco a los italianos, que dieron un paso atrás y recularon posiciones. Ahora era Benzema el que mereció el gol tras dos buenos disparos que salieron rozando la meta de Buffon, que apenas se había empleado en la primera mitad. En el minuto 55, Donadoni mostró sus cartas y cambió a Pirlo (que no podrá jugar contra España por acumulación de tarjetas) por Ambrosini. Italia quería amarrar el resultado, más aún sabiendo que Holanda estaba cumpliendo frente a Rumanía.

Y con buen juego en la primera parte, y "amarrategui" en la segunda, el último ingrediente de los italianos era la suerte. Falta que bota De Rossi muy mal pero que Henry toca lo justo con la punta de su bota para descolocar a su portero y hacer un gol, pero en su propia portería, y asestar la puntilla al partido. La moral de Francia bajó pero su orgullo intentó aflorar. Con un jugador menos y con unos cuantos años de más lo intentó, pero la muralla italiana pudo resistir bien para colarse directamente en cuartos de final. Se las verán con España.

Cayó la vigente campeona de Europa, Grecia, pero los campeones mundiales pasan a la siguiente ronda, donde no podrán contar con Pirlo ni con Gatusso. Este será el partido que quería España para demostrar eso que tanto se dice. ¿Podremos?

2 comentarios:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pues a esperar. por cierto Gasol no ha podido conseguir el preciado anillo. Boston a ganado a Los Angeles
Saludos ys salud

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pues a esperar. por cierto Gasol no ha podido conseguir el preciado anillo. Boston a ganado a Los Angeles
Saludos ys salud