16 junio, 2008

BALLACK FUSILA A LOS AUSTRIACOS

Noche de emociones y noche de fracaso. Días de mucho, vísperas de nada. Tras dos encuentros muy flojos, no hubo sorpresas. Croacia y Alemania irán juntas a cuartos de final tras ganar sus respectivos encuentros sobre Polonia y Austria.

El grupo "B" finaliza la primera ronda de la Eurocopa 2008, con Croacia como absoluto líder y Alemania salvando los muebles y clasificándose ambos para cuartos de final. Austria y Polonia se han despedido esta noche tras perder sus respectivos partidos en la última jornada.

En el morboso partido entre alemanes y austriacos, el fútbol calló a la política y la emoción se impuso a la polémica. Los alemanes definitivamente tienen la tecnología gripada y, tras un partido espeso (uno más) lograron derrotar a los anfitriones austriacos con un solitario gol de M. Ballack nada más reanudarse el partido después del descanso.

El jugador del Chelsea se encontró una falta al borde del área en el minuto 48 que no dejó escapar para mandar callar las críticas que se vierten sobre él de un tiempo a esta parte. Un golazo por toda la escuadra tras un zurriagazo en el que nada pudo hacer el buen portero de Austria, Macho. Lo cierto es que las críticas no desaparecen con goles puntuales sino con juego regular, y de una cosa y de la otra carece el jugador de la Premier.

Aquella Alemania que se vio en su partido inaugural no existe. Su organizador, Frings, no se entiende con el autor del gol en el centro del campo. Los delanteros no han hecho ni un solo gol en los tres partidos disputados, con un Klose muy activo pero poco acertado y un Mario Gómez que está siendo el verdadero "pufo" de esta Eurocopa. Gómez dispuso de una oportunidad clarísima para abrir el marcador en el primer tiempo pero erró estrepitosamente. Con Podolski tocado y con Schweinsteigei en el banquillo esta selección no desborda, no tiene ritmo y no crea juego. Además, el poco juego que a ella le crean entraña mucho peligro por la inseguridad de su portero, Lehmann.

Esa fue la tónica del partido. Con unos austriacos muy motivados por el ambiente previo a este duelo tan peculiar, quisieron pero no pudieron. Austria llegó al área alemana pero es en esta faceta donde son evidentes las carencias de sus jugadores. En los metros finales no supieron qué hacer con el balón y cómo rematar entre los tres palos para beneficiarse del portero de Alemania.

Jugándose el pase a cuartos de final, se tenía la sensación de que iba a ocurrir lo que siempre ocurre: en el fútbol se juega 11 contra 11 y los alemanes siempre ganan. Y así fue; con el gol de Ballack se echaron atrás porque no podían aspirar a mucho más. Casi les cuesta un susto porque Austria apretó y se volcó en el campo rival, pero como he dicho antes, no tienen nada para rematar y hacer ocasiones de gol claras.

Al final del encuentro, 1-0 rancio para Alemania que se tendrá que poner las pilas porque Cristiano Ronaldo y los portugueses tiene otro ritmo y cuando dicen de hacer daño lo hacen de verdad. No valen las medias tintas, es hora de ofrecer lo que se tiene o de marcharse a casa.

Por su parte, Croacia ha completado el pleno y ha ganado su tercer partido consecutivo. 9 puntos de 9 posibles son los números de un combinado que nadie está teniendo en cuenta pero que sigue sin fallar. Esta noche los suplentes superaron a Polonia con un solitario gol de Klasnic, que quiere entrar de nuevo en el equipo titular y ha hecho méritos para ello. Croacia se medirá en cuartos de final a los enchufados turcos y aspira a ser la auténtica revelación de la Eurocopa.

1 comentario:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Creo que fue Beckenbauer o Líneker, no lo he podido comprobar, quien digo que, el fútbol es un deporte de 11 contra 11 y siempre gana Alemania.
¿Pasará eso este año??
Saludos y salud
Hoy Italia-Francia