06 junio, 2008


Cristiano Ronaldo, un sueño ¿real?

Durante mucho tiempo se ha hablado del posible fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid. Nunca con tanta fuerza como ahora. Las interrogantes de la contratación del astro portugués están empezando a crear dudas y críticas en torno al jugador. ¿Le beneficia o le perjudica?

La calidad y las cualidades que tiene Cristiano Ronaldo son objetivas. Estamos hablando de un joven que a penas tiene 23 años recién cumplidos. Físicamente es un portento y el fútbol espectáculo que pone en el terreno de juego es el que la grada quiere ver.

Los flirteos que él mismo ha levantado con su futuro, son los peligrosos. La prensa, tanto la inglesa como la española, están empezando a atacar al jugador porque consideran que no está gestionando bien esta situación. La cuerda se está estirando tanto que cabe la posibilidad de que acabe rota. Al menos eso se dice desde los medios deportivos.

No obstante, habrá que reconocer que el mundo deportivo vive de todo este circo: de la semana anterior al fichaje, de la semana del fichaje y de la semana posterior del fichaje. Y una vez pasado el tema, levantan otra operación. Ese es su mecanismo. De ahí que surjan siempre tantos nombres y tantos "sueños" por cumplir.

Críticas hacia el jugador

Ahora bien, lo que no pueden hacer es cargar las tintas en contra del crak, porque él juega en casa. Me explico. Llevamos hablando de Cristiano Ronaldo, con mucha fuerza, desde hace aproximadamente un mes. Él ni confirma ni desmiente, y es ahí donde nacen las críticas.

Sin embargo, no se tiene en cuenta que toda esta guerra de declaraciones se produce desde que el Manchester United y Cristiano Ronaldo se jugaran el Campeonato de Liga en los dos últimos partidos y de que el Manchester United y Cristiano Ronaldo se jugaran la final de la Champions League ante el Chelsea. Es decir, ante los dos eventos más importantes de la temporada para ellos, el jugador se ha visto envuelto en esta polémica.

Él ha tratado de mantenerse alejado del tema, como es y como debe ser; y por eso no ha hablado de su futuro. Todo lo contrario si hubiera sido una falta de respeto por su club y por sus aficionados. Cristiano Ronaldo se ha dedicado a entrenar y a prepararse para ese final de temporada tan apretado y disputado.

Según he podido saber, el fichaje de Cristiano está más cerca de lo que la gente pueda creer. Todo puede romperse en un minuto, pero las cosas están muy avanzadas. Hay muchos intereses en juego. Si Cristiano Ronaldo se queda finalmente donde está, la ficha que cobrará será la más alta de cualquie otro futbolista en el mundo; y si Cristiano Ronaldo se marcha al Real Madrid, lo hará como el fichaje soñado por toda la afición merengue. Hay en torno al jugado una campaña de márketing tan grande que cualquier fleco puede ser decisivo.

Derechos de imagen

Sucede también que hay una entidad que tiene voto de calidad, y es su marca deportiva. Cristiano Ronaldo pertenece a Nike y esta valorará qué es más rentable; y de esa rentabilidad sacarán mucha tajada Manchester o Real Madrid, puesto que en los derechos de imagen es donde está la clave de todo fichaje.

Varias posibilidades

Los nombres que salen al lado de Cristiano en todas las portadas son meras entelequias que responden únicamente al posible abaratamiento del jugador o a la contratación de otro. Es decir, apostar mediáticamente tanto por Cristiano podría ser un mensaje hacia otro jugador con el que también se esté hablando. Una medida de presión que lo convertiría en más barato. Y esa es otra de las bazas de Ramón Calderón. Su otro sueño, Kaká, no jugará Liga de Campeones con su club, el Milán, y esto podría precipitar la llegada del brasileño.

Cantidades galácticas

Se habla de una cláusula de rescisión en torno a los 80 millones de euros. En Inglaterra se negocia directamente con el club, y Ramón Calderón estaría dispuesto a pagar algo más por Cristiano. ¿Desproporcionado? En absoluto, porque hay que tener una visión de conjunto para determinar si la inversión merece la pena o todo lo contrario.

Cristiano Ronaldo es, por el momento, una de las principales figuras del planeta. Equivale a lo que fue, y sigue siendo, David Beckham. Los derechos de imagen por tanto son elevadísimos y por tanto rentables para un club como el Real Madrid, que podría explotarlos mucho más. Ahora bien, no sólo esto.

Al principio de la temporada pasada se especuló con Kaká, y se llegó a hablar de cantidades que rondaban también los 90 millones de euros. Puede ser que este año, si el club blanco lograra atar al portugues, no se apostara por el brasileño. Pero en el caso de que la temporada próxima las miradas se centraran en él, o en cualquier otro galáctico, la operación saliera más barata por el simple hecho de tener a Cristiano Ronaldo en tu vestuario.

Todo el mundo quiere jugar en el mejor club con los mejores jugadores, y tal vez Kaká "pagara" por jugar al lado de Cristiano Ronaldo y de otros que pudieran estar. Esa fue la clave de Florentino Pérez, que supo arrastrar a todas sus joyas en nombre de las demás.

Dentro de una semana, el culebrón Cristiano Ronaldo acabará. Veremos qué sucede, a día de hoy, está más cerca que nunca.

1 comentario:

Álvaro Dorian Grey dijo...

A día de hoy es un jugador increible, de los que aún me hacen quedarme a ver fútbol. Si lo traen, el Real va a ganar mucho dienro y efectividad en el centro del campo para arriba.
saludos y salud